La Canción Número 7 de Lena Blau

09 agosto 2015


Título: La Canción Número 7.
Saga: Autoconclusivo.
Autor/a: Lena Blau.
Editorial: Th Novela.
Número de páginas: 471.
ISBN: 9788499983356.
Formato: Tapa blanda con solapas.                     

Blanca, una joven insegura e introvertida, espera en una estación de tren a Carlos, un prometedor estudiante de Arquitectura que desde la muerte de sus padres se ha sumido en un peligroso abismo. Malhumorada y escéptica, aguarda a que él llegue, convencida de que el plan que ha trazado su madre para ayudar a ese chico no va a servir de nada. Pero lo que Blanca no se imagina es que nada será igual a partir de ese caluroso día de septiembre; el apuesto e intrigante joven conseguirá despertar en ella unas contradictorias sensaciones para las que no está preparada. Y, a pesar de que en un principio parecen detestarse, una canción de amor hará que todo cambie en su vida.

Opinión personal

Este libro libro trata sobre un chico el cual ha perdido a sus padres y se encuentra perdido en la vida. Casi obligado por su abuela, se va a vivir con una familia cuya madre era amiga de la suya cuando ambas eran más jóvenes. Sin embargo, la estancia para él se vuelve algo complicada debido a una chica, la hija de los señores con los que se ha hospedado. Ella parece ser fría y distante, pero a partir de una noche en la que suena Set Down Your Glass de Snow Patrol, todo cambia embarcando a ambos en una historia de amor con miles de obstáculos y baches.

La Canción Número 7 me ha sorprendido en todos los niveles. A pesar de ser la típica historia cliché de amor, tiene detalles y momentos que le dan un toque único haciéndola diferenciarse de otras historias de este género. En este libro no solo se conoce la historia de los dos protagonistas, sino que hay otra debajo que al principio es casi invisible pero que a partir de la mitad del libro sale a la luz dándole otro sentido al libro.

Lena Blau ha sabido bien manejar un tema que ha sido tocado por muchos escritores dándole un toque de originalidad propio. Sin duda, es un libro dirigido a jóvenes, no solo por su historia, también por su vocabulario y forma de expresión.

He de decir, que tuve que aparcar un momento el libro ya que en gran parte de su lectura me imaginaba lo que iba a suceder a continuación. Como antes he dicho, es la típica historia de amor. Cierto es también, que a partir de la mitad del libro las cosas cambian inesperadamente llevando la trama por otro camino que te deja con mucha incertidumbre encima.

El libro es narrado por los dos personajes principales, Blanca y Carlos, cuyo motivo está al final de la obra. Ambos personajes me gustaron mucho aunque en ocasiones me parecía absurdo cómo se comportaban. Reconozco que el personaje de Blanca tenía común conmigo más cosas de las que pensé al principio. Ella es reservada e insegura, pero a veces saca un carácter de lo más fuerte. Carlos, por otro lado, es el típico chico de ensueño que toda chica desea para ella. Los dos, a lo largo del libro nos muestran sus inquietudes más profundas y como ellas les atormentan sacando sus fantasmas más oscuros del pasado. El libro al ser narrado por ambos puede ser confuso si en algún momento pierdes el interés de lo que estás leyendo. Otra pega que le pongo al libro, es la cantidad de comentarios cursis que contiene. Los dos protagonistas parecen filósofos más que jóvenes, y en ocasiones dicen cosas que les pega más a una persona mayor que ha vivido mucho tiempo que a una persona de 20 años.

El final del libro me resultó satisfactorio a pesar de hacerme una ligera idea de cómo podía terminar. Es un final cerrado y sabes que acaba así y ya después no hay más, por lo que no te deja ninguna duda sobre qué pasa con tal personaje.

You sing and I'm killed. I'm just not the same... (Tú cantas y me matas. Ya no soy el mismo...)

Puntuación


Twitter Facebook Youtube Instagram Goodreads

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Aquí puedes dejar tu opinión sobre la entrada. Se agrade mucho tu comentario. Pero recuerda que no debes dejar spam ni faltar al respeto a nadie.
¡Muchas gracias por dejar tu granito de arena!